Historia y heraldica del apellido García

HISTORIA DEL APELLIDO GARCÍA:

Apellido patronímico, proviene de un nombre. Fue Navarra la primera que usó el romance o dialecto latino en sus documentos, en donde aparecen los patronímicos mucho antes que Castilla. Se ha presentado la duda de si el apellido García tuvo origen en Euskalerría. Menéndez Pidal dice: "El nombre vasco García es ya citado entre los años 789 y 791 en Castilla. La reina Jimena de León, antes princesa navarra, lo introdujo en Castilla. Uno de sus hijos se llamó García, nombre introducido en Occidente por influencia navarra. En esta época hubo numerosos emigrantes vascos que se establecieron en Asturias y León, formando núcleos de entronque vasco y, aunque perdieron sus características originarias, conservaron sus nombres".

Toda esta información con los escudos está disponible en el Gabinete Heráldico ( www.heraldico.com ) , donde puede llevar el escudo de este linaje escudo tanto en pergamino como en archivo JPG o vectorial, en cerámica, en estatuilla de Caballero Medieval, en metal repujado, en madera tallada, en madera policromada, el libro del apellido, el vídeo del apellido, en pegatina, etc.

Ante la invasión árabe, muchas familias de Castilla, Aragón y Vasconia, huyeron. Tan grande fue la desbandada y tan confusa que se llegó a perder el contacto familiar y los niños olvidaron hasta su nombre. Motivo por el que gran cantidad de ellos eligieron el de García, lo que hizo popular el dicho: "Quien nombre no tenía, García se ponía".

Lo anterior se refiere al nombre. ¿Y el apellido? ¿Efectivamente es vasco? García procede de Hortza, Artza, Bartze o Hartze. Es oriundo de Iparralde, lugar donde se aspira la "h", en un sonido parecido a "g", por esto se aplicó dicha letra por los amanuenses y como no sabían pronunciar la "tz" sufrió muchas variaciones en su escritura.

Los blasones que usaron en el País Vasco fueron: Los de Asiain, Iruña; cuartelado. 1 de oro, con dos vacas de gules, andantes y puestas en palo. 2º de plata, con una peña de su color sumada de un ave de sable. 3 de oro con un caldero de sable y 4 de gules con cinco paneles de plata puestos en sotur. Los
de Larraga, Tafalla: Banda engolada en cabeza de dragones, acompañada en lo alto de un creciente ranversado y en lo bajo, de una estrella. Los de Noreda, Alava: Una cruz de oro en campo azur, partido de oro, una espada acompañada de seis paneles de sinople. Y bordura en este de gules con ocho aspas de oro y un tercer cuartel en gules, con un árbol y un león rampante al tronco, ambos en su color.
Ahora bien, García en idioma godo significa "príncipe de vista agraciada" lo cual indica que antes de la invasión musulmana, ya existía como nombre en otras regiones godas españolas. Es posible que alguien se hiciera notar, bien por el color o la belleza de sus ojos, o por tener vista muy aguda, y fuera designado como "de vista agraciada".
Para comprender la antigüedad de este apellido hay que remontarse al año 843 en la persona de Ramiro de García, Potestad y Gobernador en aquella lejana fecha. Sobre el 981, se destacaron Nuño y Fortún García, Señor de la Torre de Tovar. También Sancho García, conde de Castilla (siglo X). Gómez García, hijo del conde de Cabra, esposo de la infanta doña Elvira. Y también al héroe de la conquista de Aragón, García-Jiménez, que tomó y fortificó Ainsa, nombrándose rey de Sobrarbe.

 

Tres hermanos García, héroes de la defensa de León, son considerados como progenitores de familias García que fueron extendiéndose por España. Parece que la rama de Aragón, desciende de García-Jimenez, rey de Sobrarbe. Otros la hacen descender de los reyes de Navarra, señalando a Fortún García, ascendiente de Monfós García, que participó en la conquista de Valencia. También la lista de los reyes navarros se inicia con García Iñiguez, (siglo IX), hijo de Iñigo Arista. Con Jaime I "el conquistador", aparece en la conquista de Mallorca, Sancho García. Con Alfonso III de Aragón, otro García era capitán de su Ejército y participó de la deflnitiva conquista de la isla.

Sería interminable consignar a cuantos García destacaron en el pasado, no obstante, señalaremos a: Ruy García, Cabo de las tropas del rey Pedro I, "el Cruel", famoso en el sitio de Montiel. Rodrigo y Suero García, pasaron a Portugal y casaron con damas de las familias de Zafra: Chaves, Meneses, Tello y Haro. Ruy García y Martín García crearon familias en Ciudad Real, Almagro y Daimiel. Romero García y Gonzalo del Soto García, con Sancho Sánches García se establecieron en Toledo, Madrid y Guadalajara.

El apellido García es frecuente entre los conquistadores, pero incluso antes del descubrimiento, un García tuvo mucho que ver con aquella epopeya. El médico de Palos, García Hémández frecuentaba el Monasterio de La Rábida donde se reunía con personas amantes de la navegación, como Pedro Vázquez de la Frontera, el piloto Sebastián Rodríguez y los hermanos Martín y Vicente Pinzón. Y este médico
proporcionó cartas de recomendación a Colón para el duque de Medinaceli, y junto al padre Marchena animó a Colón a no desmayar en sus esfuerzos.

Una vez descubierto el continente, entre los primeros que emprendieron la conquista, se encuentra Diego García de Paredes, nacido en Trujillo, al igual que Hernán Cortés, hijo de un famoso capitán de los Reyes Católicos. Apenas llegó al Perú se alistó con Francisco Pizarro y Diego de Almagro. Sufrió
privaciones sin cuento. Finalizada la conquista del Perú, pasó a Venezuela donde combatió con los nativos que ofrecían feroz resistencia. Los venció y fundó una ciudad: Trujillo. Nombrado gobernador de Pocayán decidió emprender nuevas conquistas, en dirección a tierras de los caribes, muy feroces y temidos. Fue su última aventura. Murió a manos de los indios.

Alejo García es el héroe de la conquista del Río de la Plata. Una expedición al mando de Juan Díaz de Solís, con tres naves y sesenta hombres, llegó al estuario del Río de la Plata, llamado Mar Dulce, en febrero del 1.516. Solís recorrió el estuario y descendió por la costa oriental, trabando conocimiento con los nativos charruas y guaranís, con trágico destino para él ya que fue muerto por estos. Decidieron regresar y en el retorno una de las carabelas naufragó en el golfo de Santa Catalina. Un superviviente era Alejo García. Junto con quince hombres decidió emprender la búsqueda del Rey Blanco, un legendario reino rico en oro. Pero no encontraron reino alguno, viniendo a morir en la selva. En Paraguay, Diego García remontó el río Paraná y fundó la población de Spiritu Sanctus. Víctima de las fiebres regresó a España para morir oscuramente.

García Hurtado de Mendoza, pacificó Chile contra los araucanos. En una época en que García se había convertido ya en apellido, se encuentra esta excepción. De la feroz resistencia de los araucanos basta señalar que, mientras las conquistas de Méjico y Perú se llevaron a cabo en dos años, Chile, costó dieciséis, pacificarlo totalmente. García era hijo del Virrey del Perú, Andrés Hurtado de Mendoza. La única sombra de su biografía es un hecho del que no tuvo responsabilidad alguna. Alonso de Reinoso consiguió capturar al jefe araucano Caupolicán y sin consultar con García, lo hizo empalar vivo. En Colombia, encontramos a García de Lerma, gobernador de Santa Marta, (fundada en 1.526), que con 800 hombres desembarcó para poner fin a las disputas que sostenían, sangrientamente, Pedro Palomino y Pedro de Vadillo. García de Lerma fundó, entre otras poblaciones, la de Cartagena de Indias.

No todos los García fueron conquistadores. Alonso García Bravo fue el constructor de la ciudad de Méjico después de conquistada por Hernán Cortés. Sobre las ruinas, García puso manos a la obra el 8 de marzo de 1.524. Los planos se basaron en un centro, el actual Zócalo, del que partirían distintos núcleos urbanísticos.

Entre los hombres que acompañaron al Libertador Simón Bolivar estaba Juan García del Rey, primeramente estuvo unido al General San Martín con el que participó en distintas batallas contra las tropas españolas, como coronel. Luchó en Chile y en Perú y más tarde, con Simón Bolivar, tomó parte en la emancipación de América de la Corona de España.

Todas las familias García de América tienen su origen en los que primero dieron lo mejor de sí mismos al Nuevo Mundo en la lucha, las fiebres y las enfermedades y los que después llegaron como colonizadores llevando con ellos la cultura hispánica y la religión.

HERALDICA DE LOS LINAJES QUE TIENEN EL APELLIDO GARCÍA:

ARMAS más antiguas:
Los de Galicia, Asturias y Burgos traen: De plata, una garza de sable con el pecho rajado. Bordura de gules con el lema en letras de oro "De García arriba, nadie diga".


CARACTERISTICAS:
Los esmaltes simbolizan: ORO: Nobleza, Magnanimidad, Riqueza, Poder, Luz, Constancia y Sabiduría. PLATA: Pureza, Integridad, Obediencia, Firmeza, Vigilancia, Elocuencia y Vencimiento. GULES: Color rojo que simboliza Fortaleza, Victoria, Osadía, Alteza y Ardid. SABLE: Color negro que simboliza Prudencia, Tristeza, Rigor, Honestidad y Obediencia. La Garza representa la Prudencia en prevenir los peligros, guardándose de ellos y aquí hace alusión al apellido.

Escudo del apellido Garcia

MÁS ESCUDOS DE LOS LINAJES QUE TIENEN EL APELLIDO GARCÍA:

Todos estos y más los tenemos en el Gabinete Heráldico ( www.heraldico.com )

Una rama de Andalucía varía la bordura, poniéndola de azur con ocho aspas de oro.

Los del solar de Alfoz (Lugo) traen: De oro, una cruz flordelisada de gules; cortado también de oro, una banda de gules cargada con la salutación angélica "AVE MARIA" en letras de oro.

Otros de Galicia traen: De oro, un árbol de sinople de una de cuyas ramas pende una celada con plumas de diversos colores; y sobre la copa del árbol, una garza al natural.

Los de León traen: De plata, un león rampante y coronado de gules.

Otros de León traen: Escudo jaquelado de plata y gules.

Otros de Burgos y Asturias traen: Escudo cuartelado, 1º; y 4º; de gules, una mano apalmada de hombre, y en punta ondas de mar de azur y plata; y 2º; y 3º; de azur, un lucero de ocho rayos de oro.

Los del concejo de Corvera (Asturias) traen: De sinople, dos leones rampantes y afrontados al natural; en jefe dos flores de lis, la una de plata y la otra de azur retocada de plata.

Los del concejo de Carreño, los de la villa de Candás y los de la parroquia de Guimarán de Moncalvillo (Burgos) traen: Escudo cuartelado, 1º; de oro, una garza de sable picándose el pecho y un globo terráqueo de azur a su lado; 2º; de plata, un castillo de gules, cargada la torre central con un ángel con dos alas al natural, y a la puerta del castillo, un hombre armado con espada y rodela; 3º; de plata, cinco cabezas de moro con sus turbantes puestas en sotuer; y 4º; de gules, una espada desnuda de plata puesta en faja, acompañada de tres morriones o celadas de acero con viseras y plumaje, dos en lo alto y una en lo bajo. Bordura de plata con veinticuatro escudetes de sable.

Los de Trasmiera y el concejo de Cangas de Tineo traen: De oro, una banda de gules.

Los de San Quirce del Río Pisuerga y los de Cantamuda (Palencia) traen: De azur, seis grazas de plata puestas en dos fajas.

Los de Segovia y algunos de Málaga traen: De azur, una torre de plata de cinco almenas sobre sobre tres gradas, con una puerta de dos hojas, abierta la una, y sobre las almenas una estrella del mismo metal; acostada la torre de dos leones rampantes de plata, uno a cada lado.

Los de Cáceres, Cuenca y Cartagena traen: De azur, un castillo de oro sobre el que se ven tres garzas de plata puestas en palo y en ademán de ir a parar al castillo.

Los de Benabarre (Huesca) traen: De gules, una banda de oro acompañada en lo alto de una garza de plata.

Otros de Aragón traen: De gules, una garza de plata con las alas abiertas en actitud de iniciar el vuelo.

Algunos de Navarra traen: De plata, tres palos de gules.

Los de Valencia y Murcia traen: De azur, una garza de oro con las alas abiertas y el pecho rajado, colocada sobre la copa de un árbol saliente de ondas de mar de azur y plata, y a su tronco un león echado de su color. Bordura partida, la mitad derecha de oro con ocho aspas de gules y la siniestra de gules con ocho veneras de oro.

Algunos de Cataluña traen: De oro, un montículo de sinople sumado de una garza de sable.

Los de Mallorca traen: De gules, tres castillos de plata. Los de Galicia, Asturias y Burgos traen: De plata, una garza de sable con el pecho rajado. Bordura de gules con el lema en letras de oro "De García arriba, nadie diga".

Una rama de Andalucía varía la bordura, poniéndola de azur con ocho aspas de oro.

Los del solar de Alfoz (Lugo) traen: De oro, una cruz flordelisada de gules; cortado también de oro, una banda de gules cargada con la salutación angélica "AVE MARIA" en letras de oro.

Otros de Galicia traen: De oro, un árbol de sinople de una de cuyas ramas pende una celada con plumas de diversos colores; y sobre la copa del árbol, una garza al natural.

Los de León traen: De plata, un león rampante y coronado de gules.

Otros de León traen: Escudo jaquelado de plata y gules.

Otros de Burgos y Asturias traen: Escudo cuartelado, 1º; y 4º; de gules, una mano apalmada de hombre, y en punta ondas de mar de azur y plata; y 2º; y 3º; de azur, un lucero de ocho rayos de oro.

Los del concejo de Corvera (Asturias) traen: De sinople, dos leones rampantes y afrontados al natural; en jefe dos flores de lis, la una de plata y la otra de azur retocada de plata.

Los del concejo de Carreño, los de la villa de Candás y los de la parroquia de Guimarán de Moncalvillo (Burgos) traen: Escudo cuartelado, 1º; de oro, una garza de sable picándose el pecho y un globo terráqueo de azur a su lado; 2º; de plata, un castillo de gules, cargada la torre central con un ángel con dos alas al natural, y a la puerta del castillo, un hombre armado con espada y rodela; 3º; de plata, cinco cabezas de moro con sus turbantes puestas en sotuer; y 4º; de gules, una espada desnuda de plata puesta en faja, acompañada de tres morriones o celadas de acero con viseras y plumaje, dos en lo alto y una en lo bajo. Bordura de plata con veinticuatro escudetes de sable.

Los de Trasmiera y el concejo de Cangas de Tineo traen: De oro, una banda de gules.

Los de San Quirce del Río Pisuerga y los de Cantamuda (Palencia) traen: De azur, seis grazas de plata puestas en dos fajas.

Los de Segovia y algunos de Málaga traen: De azur, una torre de plata de cinco almenas sobre sobre tres gradas, con una puerta de dos hojas, abierta la una, y sobre las almenas una estrella del mismo metal; acostada la torre de dos leones rampantes de plata, uno a cada lado.

Los de Cáceres, Cuenca y Cartagena traen: De azur, un castillo de oro sobre el que se ven tres garzas de plata puestas en palo y en ademán de ir a parar al castillo.

Los de Benabarre (Huesca) traen: De gules, una banda de oro acompañada en lo alto de una garza de plata.

Otros de Aragón traen: De gules, una garza de plata con las alas abiertas en actitud de iniciar el vuelo.

Algunos de Navarra traen: De plata, tres palos de gules.

Los de Valencia y Murcia traen: De azur, una garza de oro con las alas abiertas y el pecho rajado, colocada sobre la copa de un árbol saliente de ondas de mar de azur y plata, y a su tronco un león echado de su color. Bordura partida, la mitad derecha de oro con ocho aspas de gules y la siniestra de gules con ocho veneras de oro.

Algunos de Cataluña traen: De oro, un montículo de sinople sumado de una garza de sable.

Los de Mallorca traen: De gules, tres castillos de plata.

Visite la web del Gabinete Heráldico con más de 225.000 apellidos http://www.heraldico.com y vea los escudos en pergaminos, cerámica, piedra, caballeros de plomo y diversos formatos. La heráldica es un gran regalo personalizado y elegante.

Aprenda heráldica con el Abc de la Heráldica